CONADE - México
WWW.CONADE.GOB.MX

Boletín del sábado 31 enero

Portal CONADE Fotos Noticias
CONADE
México, D. F.
 
Conade La judoka tapatía Edna Carrillo señaló que su meta próxima son los Juegos Panamericanos y el Mundial de la especialidad.

Un día con Edna Carrillo

Apenas a los cuatro años de edad, la originaria de Guadalajara, Jalisco, Edna Guadalupe Carrillo Torres inició en el judo al principio como un juego, para imitar a sus hermanos, seis años mayores que ella, pero empezó a ganar medallas desde los cinco y desde entonces suma más de 200 preseas nacionales e internacionales. Actualmente, la subcampeona centroamericana es una de las cartas fuertes para México en esta disciplina.

Son las 7 de la mañana y Edna, quien se encuentra concentrada con el equipo de primera fuerza en las instalaciones de Villas Tlalpan de la CONADE, desde los primeros días de enero, inicia la jornada con el desayuno, previo a la primera sesión de entrenamiento.

Dos horas y media de judo en el tatami del gimnasio general de la CONADE, se complementan con una sesión de acondicionamiento físico en la zona de aparatos, en los que la judoca, de 48 kilos de peso, realiza sus ejercicios bajo la supervisión de la entrenadora de origen cubano Dayma Beltrán.

“Ahorita estamos en una etapa general, tuvimos vacaciones, porque el año pasado estuvo muy pesado, terminamos hasta noviembre debido a los Juegos Centroamericanos. Este año, nuestras primeras competencias fuertes inician en marzo, pero antes vamos a tener el Campeonato Nacional, a finales de febrero, que es importante porque ahí refrendamos nuestro lugar en la selección”, señala.

A sus 23 años, lleva casi 20 dedicada a practicar este deporte olímpico, que le ha dado múltiples satisfacciones, como su primera presea dorada a nivel internacional en los Juegos Centroamericanos Mayagüez 2010, pero también algunos reveses.

“En Guadalajara 2011 tuve una experiencia un poco fea, me desconcentré totalmente y perdí la medalla de bronce en mi casa, ante mi gente, eso me dolió mucho, por eso en 2015, mi meta fuerte son los Juegos Panamericanos y quiero concentrarme en esa competencia más que nada”, explica.

A los 14 años llegó a su primera concentración en CONADE, luego de coronarse en la Olimpiada Nacional. Al ver que su rizado cabello color castaño, se resistía a mantenerse en su lugar, sus compañeros le apodaron “pelitos”.

“Desde que entré a la selección me empecé a ausentar de mi casa, cada vez por más tiempo, porque tenía competencias y campamentos, la familia ya se acostumbró, pero mi mamá me extraña mucho, es la que más ha sufrido, porque tiene a mi papá y a mis dos hermanos, pero yo soy su única niña y cada vez que voy hacen un fiestón, me extrañan, pero saben que esto es lo que quiero”, comparte con una sonrisa.

Tras finalizar la primera sesión de entrenamiento, la seleccionada realiza su comida fuerte, a base de proteínas, carbohidratos, frutas y verduras crudas, para alistar la segunda sesión de entrenamiento diario, que será similar a la primera, porque en esta etapa, las judocas deben recuperar su condición más pronto que en otros años, debido a que la justa panamericana será en seis meses.

“En el entrenamiento disfruto hacer judo, los combates, lo único que no me gusta es correr, creo que a ninguno de nosotros nos gusta”.

En el 2014, la tapatía cosechó medallas de oro en los campeonatos abiertos de Chile, El Salvador y Argentina, la presea de bronce en el Panamericano de Guayaquil, Ecuador, además de colocarse en el Top 16, en el Campeonato Mundial de la disciplina, que se realizó en agosto, en Chelíabinsk, Rusia. A la par, Edna Guadalupe inició la carrera de Gastronomía.

“Terminé la prepa y quise entrar a la universidad, pero las cosas no se dieron bien, porque tenía que estar aquí en las concentraciones, quise hacerla en línea, pero tampoco me resultó mucho y me salí. Ahora voy en un horario mixto, los viernes y sábados y ya terminé el primer semestre”.

Con 1.52 de estatura y una aparente fragilidad, la judoca posee un carácter fuerte, que la ha llevado a persistir en sus propósitos, hasta lograrlos.

“Soy una mujer que tiene puesta cada cosa en su lugar, siempre he sido muy aguerrida y no me gusta que me digan que no puedo hacer algo”.

Entre otros aspectos, el amor también hizo su aparición a temprana edad. “Me casé a los 20 años, aunque todos me decían que no lo hiciera, ahora tengo mi residencia en Pachuca, Hidalgo, con mi esposo Jesús Tapia, él también es judoca, ahí tengo a mi otra familia y a Nabor Castillo (integrante de la selección mayor), que es como otro hermano para mí”.

Después del entrenamiento, Edna cena y se retira a descansar en su habitación, algunas veces escribe antes de dormir y si la sesión termina temprano, le gusta ir al cine, con sus compañeras. “Algo que no canse, porque hay que estar listas para el otro día”.

Como la mayor parte del año se encuentra en concentración no tiene mascotas, pero le “encantan los perros y las ranas”.

A pesar de su juventud, ya tiene bien definido su futuro. “Termino este ciclo y voy a hacer otro más y entonces será tiempo de pensar en otras cosas. Me gustaría tener hijos, pero a futuro, en esta etapa de mi vida todavía no”.

Son las 10 de la noche y el día terminó para Edna, una de las competidoras mexicanas más reconocidas, a nivel internacional.


FRASE

“Soy una mujer aguerrida y no me gusta que me digan que no puedo hacer algo”

FICHA TÉCNICA

Nombre: Edna Guadalupe Carrillo Torres
Fecha de nacimiento: 12 de noviembre de 1991
Lugar de nacimiento: Guadalajara, Jalisco
Disciplina: Judo -48 Kg.
Pasatiempos: Ir al cine y escribir
Últimos logros: 2 medallas de plata en Juegos Centroamericanos Veracruz 2014, oro en Pan American Open Miami 2014, en EU, oro en Pan American Open Santiago de Chile 2014, oro en Pan American Open San Salvador 2014, bronce en Campeonato Panamericano de Mayores 2014, en Guayaquil, Ecuador.