CONADE - México
WWW.CONADE.GOB.MX

Boletín del sábado 14 marzo

Portal CONADE
CONADE
México, D. F.
 

Un día con Rommel Pacheco

Desde muy pequeño, Rommel Pacheco tuvo ante sí la decisión más importante de su vida: quedarse en familia o hacer lo que más disfrutaba, que era tirar clavados.

Con tan sólo 11 años de edad, el dilema de dejar a sus seres queridos, incluidos sus amigos y empezar una nueva historia lejos de sus padres, rondaba la mente de aquel niño que sólo soñaba en convertirse en el mejor saltador, razón poderosa que terminó inclinando su decisión.

“Empecé a tirar clavados a los siete años, a los 11 años decidí venirme a la Ciudad de México y mi familia se quedó en Mérida, ese era un gran sacrificio, dejarlo todo para alcanzar este sueño, me gustaba mucho dar vueltas, estar en el agua y sentir ese cosquilleo en el estómago al momento de aventarme al vacío”.

El apoyo de su familia fue primordial para optar por la mejor opción, aquella que lo hiciera feliz y que le permitiera alcanzar sus sueños.

“Cuando eres niño todo el apoyo que puedas tener viene de los padres, cuando ellos recibieron la noticia que había un proyecto para venir a la Ciudad de México, pensaron que mi respuesta iba a ser que no, por el hecho de estar solo a esa edad, pero mi convicción era la de venir, probar y estar junto a los mejores, ellos me apoyaron y creo que la decisión fue más difícil para ellos, pero conscientes que eso era lo que yo quería me dejaron venir y agradezco que haya sido así y el apoyo que siempre me han brindado“, rememora Rommel.

Entre las generosidades que ha encontrado al practicar esta disciplina se encuentra principalmente el orgullo de portar el uniforme de México alrededor del mundo.

“Es muy satisfactorio representar a México, competir por mi país y portar el uniforme es algo que no tiene comparación, eso me ha motivado a dar mi mayor esfuerzo siempre para lograr los mejores resultados”.

Pero también el carácter competitivo que ha forjado en las fosas es algo que se debe emplear en la vida personal y tener una actitud positiva fuera de las competencias.

“Es algo que me ha ayudado para la vida cotidiana, el deporte te da muchas cosas, conocer muchos países y que la gente se me acerque a felicitarme por hacer algo que me gusta y disfruto contribuye al crecimiento como persona de cada ser humano”.

La preparación que sigue diariamente es muy continua, ya que invierte ocho horas diarias entre gimnasio y fosa, tiempo que le ha permitido cada vez más acercarse a la excelencia.

“Me despierto a las ocho de la mañana, desayuno y comienza el entrenamiento a las 9:15, entreno de lunes a sábado y se basa en trabajo de gimnasio y peso combinado con ejercicios desde el trampolín en seco, abdominales, lumbares, series de mortales rápidos y después de eso me dispongo a cenar y a descansar para estar listo el día siguiente”.

Pero las cosas que ha tenido que dejar de lado para triunfar y ver colgar en su pecho una medalla, haciendo lo que más disfruta, bien vale la pena.

“Es cansado hacer lo mismo día con día por tantos años, sacrificas tiempo y familia, sobreponerte al cansancio, a las lesiones, a las enfermedades y a los fracasos, pero al final todo eso se recompensa cuando ganas una medalla y saber que todo el trabajo que haces se acumula en ese logro”.

Ser un ejemplo para las nuevas generaciones de deportistas es un compromiso para el joven de 28 años, quien asegura que el éxito radica en un cumulo de esfuerzo, dedicación y constancia.

“Para cualquier cosa que quieras hacer necesitas ser dedicado, las cosas no llegan fácilmente y debes ser capaza de sobreponerte a todos los obstáculos, si tienes bien claro el objetivo en tu mente y las ganas de triunfar seguro llegas a donde te lo propongas”.

De la misma forma, esos principios lo llevaron a concluir la licenciatura en Administración de Negocios.

“Tardé casi ocho años en concluir la carrera, fue pesado combinar el entrenamiento diario, los viajes, las competencias y la escuela, pero terminé y me siento muy contento y satisfecho porque ir a la escuela además de distraerte te prepara para estar preparado cuando deje el deporte”.

Muestra de esta mentalidad son los momentos fundamentales que han dejado huella en su carrera como deportista, en particular la que vivió en 2002, al acudir como seleccionado nacional a los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en El Salvador.

“Dos días antes de mi competencia entrenaba y me pegué en la plataforma, paso rozando la cabeza, me pego en los pies, sigo dando vueltas y caigo al agua con el estómago, con el golpe se me abrió la piel, tenía el cuerpo con moretones, le avisaron a mi familia que me había golpeado, hablé con ellos y los tranquilicé.

Legaría el día de la competencia y el nerviosismo ocupaba parte de los pensamientos de Rommel, quien salto a salto se encargó de retomar la confianza y dejar atrás lo sucedido dos días antes, obteniendo al final la medalla de plata desde los 10 metros.

“Traía el pie inflamado y todos pensaron que no podría competir, llegué a la fosa, calenté y competí, se presentaron los nervios por lo que había pasado dos días antes, pero ya estaba ahí y fui tirando uno a uno los clavados y al final gané plata, ese día me marcó porque me hizo darme cuenta que a pesar de todo lo malo, si uno quiere y tiene bien claros los objetivos se pueden lograr las cosas”.

Por último, asegura que conquistar una medalla olímpica es el principal de sus objetivos, único que le hace falta conseguir en su destacada carrera deportiva.

“Tengo un objetivo que es conseguir la medalla de Juegos Olímpicos, esa es mi convicción, por eso trabajo arduamente día con día, deseo que pueda llegar en Río 2016 y obviamente pensando en los últimos años, ya que la carrera deportiva tiene un límite y sé que en algún momento coy a tener que dejar el deporte “, concluyó.


FRASE

“Para cualquier cosa que quieras hacer necesitas ser dedicado, las cosas no llegan fácilmente y debes ser capaza de sobreponerte a todos los obstáculos, si tienes bien claro el objetivo en tu mente y las ganas de triunfar seguro llegas a donde te lo propongas”.


FICHA TÉCNICA

Nombre: Rommel Pacheco Marrufo
Fecha de nacimiento: 12 de julio de 1986
Entidad: Mérida, Yucatán
Disciplina: Clavados
Logros destacados: Campeón panamericano en República Dominicana 2003, medallista de plata panamericano en Río 2007, Premio Nacional de Deportes 2005, campeón mundial universitario, medallista de bronce en el Campeonato Mundial 2013, seleccionado nacional en Juegos Olímpicos