CONADE - México
WWW.CONADE.GOB.MX

Boletín del sábado 04 abril

Portal CONADE
CONADE
México, D. F.
 

Un día con Lino Muñoz

Lino Muñoz fue un niño hiperactivo que sufría de insomnio. Sus preocupados padres recibieron la indicación de los médicos: su hijo debía practicar algún deporte para agotar su reserva extra de energía.

“Empecé jugando beisbol, a los 4 años, porque tenía un primo que era muy bueno y yo lo admiraba. Cuando cumplí 8 años me aburrió y lo dejé. Jugué futbol un tiempo, pero un fin de semana me tocó ver una exhibición con la selección nacional de bádminton de aquel entonces y me cautivó la forma en que se movían, remataban, se aventaban por ganar el punto, en ese momento les pedí a mis papás entrar a esta disciplina, desde entonces lo practico y no lo cambiaría por nada”, rememora el medallista panamericano.

A los seis meses, Lino enfrentó su primera competencia de bádminton. “Era un torneo infantil, no gané medalla, pero el campeón nacional, de entonces, que ahora es mi entrenador personal, Luis López, me vio jugar y me dijo que tenía aptitudes, que si me esforzaba más podría despuntar, eso me motivó mucho y en vez de ir dos o tres veces a entrenar, empecé a ir toda la semana”.

El resultado de tanta dedicación dio frutos y a los 9 años el medallista centroamericano calificó a su primera Olimpiada Nacional. “A los 10 años fui campeón nacional, eso fue un boom para mí y me decidió a dedicarme al 100 por ciento a esto, ya no quise hacer ningún otro deporte”, reconoce.

Este año, el actual campeón nacional de singles, dobles y dobles mixtos, inició desde los primeros días de enero una concentración como parte del equipo de primera fuerza para prepararse rumbo a los Juegos Panamericanos Toronto 2015 y el Campeonato Mundial, que se llevará a cabo en Indonesia, en el mes de agosto.

“Me levanto a las 7:00 y antes de desayunar, voy a correr al Bosque de Tlalpan o practico mi técnica en el gimnasio, desayuno entre 7:45 y 8:00 y a las 8:45 empezamos a calentar, para la primera sesión de entrenamiento. Entrenamos técnica de 9 a 12 del día, algunos días generamos singles, otros dobles, estoy con una nueva pareja de dobles Job Castillo, es muy bueno, pero como nunca habíamos jugado juntos, tenemos muchos detalles que acoplar, pero los dos le echamos ganas y creo que se darán bien las cosas”, opina.

A mediodía, el equipo descansa un poco, antes de comer, a la 1:00 y regresar, a las 3 y media, para la segunda sesión de entrenamiento diario. “En la tarde nos toca hacer físico, ya sea en el gimnasio, en pista, o en el bosque, acabamos como a las 6 de la tarde y de ahí me baño y corro a la universidad”.

El campeón nacional acude a clases diario, de 7 a 10 de la noche en la Licenciatura en Administración de Negocios, en una prestigiada universidad.

“Regreso a CONADE a las 11 de la noche, acabo muerto (de cansancio), pero estoy contento porque tengo mis días llenos, para mí no es un sacrificio porque amo lo que hago y me da mucha satisfacción entrenar y estudiar”, reconoce con una sonrisa.

Hace unos días, el atleta de 24 años obtuvo su pase a Toronto 2015 en el selectivo nacional que se realizó en San Luis Potosí, lo que le hace recordar con orgullo un momento especial en su carrera deportiva.

“La experiencia que tengo más presente y me llena de emoción fue cuando ganamos la medalla panamericana en Guadalajara 2011, bronce en la modalidad de dobles, con Andrés López, cosa que no se lograba desde los Juegos Panamericanos Winnipeg 99. No teníamos pronóstico de podio, así que fue como alzar la mano y aportar un poco al medallero nacional, fue un momento muy especial”, asegura.

“El bádminton es mi vida, se convirtió en más que un simple pasatiempo, es mi motor, lo que hace que me levante todos los días, con ganas de entrenar, de cumplir mis sueños y metas, paso de ser algo que practicaba sólo para gastar energía, a ser mi vida. Me ha enseñado muchos valores, la disciplina, el respeto, el sacrificio, la dedicación, esas cosas van de la mano con tu vida, creo que, sin ellos no podrías representar a México”, sentencia.

Hace un año, Lino sufrió una pérdida dolorosa. “Soy hijo único, pero desde los 10 años tuve una perrito pastor belga, se llamaba Tehue, fue más que mi mascota, mi compañero de infancia, todavía lo extraño y me dolió mucho perderlo”.

Lino, vestido en su color favorito, azul marino, concluye su día con metas próximas a cumplir. En este mes partirá con el equipo a jugar dos torneos en Sudamérica, Perú y Chile, que dan puntos para el ranking mundial y para calificar a los Juegos Olímpicos Río 2016.

“La meta este año es ganar una medalla en los Juegos Panamericanos, después calificar al Campeonato Mundial y hacer un buen papel. Pero tengo un objetivo especial y es lograr la calificación a Juegos Olímpicos, el corte es en mayo de 2016 y hasta ahora, México sólo ha calificado mujeres, ojalá esta vez haya representación de hombres también”.


FRASE
“Odié cada minuto del entrenamiento, pero me dije a mi mismo, no pares, sufre ahora y vive siendo un campeón por el resto de tu vida”. Mohamed Alí


FICHA TÉCNICA
Nombre: Lino Muñoz Mandujano
Fecha de nacimiento: 8 de febrero de 1991
Lugar de nacimiento: México, D.F.
Disciplina: Bádminton
Hobbies: Ir al cine y a los partidos de fútbol de los Pumas
Últimos logros: Plata y bronce en los Juegos Centroamericanos Veracruz 2014. Bronce en los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011. Oro en singles, dobles y dobles mixtos en el Campeonato Nacional 2014